domingo, agosto 08, 2010

En Santander

Después de 4 horas y media de viaje! Hemos llegado a Santander. Hemos pillado un atasco de morirse a la altura de Llanes que nos ha tenido más de dos horas parados. Un horror. Una vez en la ciudad hemos malcomido en telepizza (no por gusto, era de lo poco que quedaba abierto por aquí para comer). Ahora estamos en la bahía, disfrutando de las vistas y de la brisa marina. Después de todo ha merecido la pena.

1 comentario:

Manuel dijo...

Amigo Subtil,en Santander tienes tu casa!Cafeteria Subtil,te cambio una balada por unas tapas,me gusta tu musica,um abraço de Manuel Subtil4@hotmail,com